Fortalece tu sistema inmunológico

¿Sabes qué es el sistema inmunológico, en qué parte del cuerpo está, y qué hace? Muchos hemos escuchado “mantén tu sistema inmune alto, eso te protege contra las infecciones”, pero ¿qué significa eso? y ¿cómo se regula? 

Para partir este tema tan amplio debemos iniciar diciendo que el sistema inmunológico es el grupo de células y moléculas responsables de defendernos de los microorganismos que causan enfermedades. Entre las células que conforman el sistema inmune tenemos: linfocitos, neutrófilos, macrófagos, anticuerpos, inmunoglobulinas. Ya que muchas de estas células se encuentran en el torrente sanguíneo es correcto decir que el sistema inmune está en todo el cuerpo, sin embargo, también tenemos órganos inmunitarios como: timo, bazo, médula ósea, ganglios linfáticos, y otros tejidos.

En condiciones normales (es decir, en personas sanas como tú y yo) el cuerpo humano mantiene un estado de equilibrio, en donde nuestro sistema inmunológico está preparado para librar la batalla contra cualquier microorganismo (virus, bacterias, hongos, parásitos, etc). Existen situaciones en las que ese balance se pierde y pueden pasar dos cosas: o nuestro sistema inmune deja de reconocer nuestras propias células y “ataca” a nuestro cuerpo (por exceso de respuesta); o nos hacemos propensos a las infecciones y otras enfermedades (por defecto de respuesta).

¿Están en riesgo nuestras defensas?

La situación actual ante la pandemia que ha causado el COVID-19 nos ha puesto en alerta y ha tomado el control de la programación de nuestros días, haciendo que nos preguntemos si las cosas que hacemos son beneficiosas o no para nuestro sistema inmune. Sabemos entonces que mientras estemos sanos y tomemos las medidas adecuadas es poco probable contagiarnos, pero la verdad es que estar sanos implica algo mas que el bienestar físico, la salud hace referencia también a nuestro bienestar psicológico y socioambiental, y aquí es donde entran algunos factores que pueden causar desbalance en nuestro sistema inmunológico.

ALIMENTACIÓN

Es bien conocido que un pobre estado nutricional conlleva a mayor riesgo de contraer infecciones, pero ¿por qué pasa esto? No, esto no significa que el ajo milagrosamente matará a todas las bacterias, ni que el té de limón y jengibre es la vacuna contra cualquier virus. Lo que si significa es que, mantener un nivel adecuado de todos los nutrientes en el cuerpo y el hecho de que nuestro organismo disponga adecuadamente de ellos, cubrirá la necesidad para crear nuevas moléculas que han de ser necesarias en el caso de una infección.

Las vitaminas, minerales y los elementos traza ejercen un papel importante en el metabolismo y se consideran esenciales para la integridad y el perfecto funcionamiento del sistema inmune. Algunos micronutrientes como la vitamina A (beta-caroteno), ácido fólico, vitamina B6, vitamina B12, vitamina C, vitamina E, hierro, zinc, cobre y selenio, ejercen efectos inmunomoduladores e influyen en la susceptibilidad a sufrir infecciones, por lo que estos elementos deben estar presente de forma natural en nuestra dieta.

ALIMENTACIÓN

Es bien conocido que un pobre estado nutricional conlleva a mayor riesgo de contraer infecciones, pero ¿por qué pasa esto? No, esto no significa que el ajo milagrosamente matará a todas las bacterias, ni que el té de limón y jengibre es la vacuna contra cualquier virus. Lo que si significa es que, mantener un nivel adecuado de todos los nutrientes en el cuerpo y el hecho de que nuestro organismo disponga adecuadamente de ellos, cubrirá la necesidad para crear nuevas moléculas que han de ser necesarias en el caso de una infección.

Las vitaminas, minerales y los elementos traza ejercen un papel importante en el metabolismo y se consideran esenciales para la integridad y el perfecto funcionamiento del sistema inmune. Algunos micronutrientes como la vitamina A (beta-caroteno), ácido fólico, vitamina B6, vitamina B12, vitamina C, vitamina E, hierro, zinc, cobre y selenio, ejercen efectos inmunomoduladores e influyen en la susceptibilidad a sufrir infecciones, por lo que estos elementos deben estar presente de forma natural en nuestra dieta.

ESTRÉS

El coprotagonista en la película del desbalance inmunológico  es el estrés psicológico. Este es un estado emocional que genera tensión física, puede provenir de cualquier situación o pensamiento que nos haga sentir tristes, frustrados, furiosos o nerviosos. En pequeñas dosis el estrés puede ser positivo, como cuando nos ayuda a evitar un peligro o a cumplir con nuestros propósitos, pero cuando el estrés pasa de ser una emoción puntual a una recurrente o a un estado emocional, puede dañar nuestra salud. La condición actual genera pensamientos de ansiedad, lo que causa la activación de un eje que incluye a nuestro sistema nervioso y endocrino, terminando en la secreción de corticoides en las glándulas adrenales (cortisol o hidrocortisona).

Estos elementos aumentan la glucosa en la sangre y suprimen la liberación de moléculas que ayudan al correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune. Por lo tanto, el estrés genera un estado de inmunosupresión, lo que podría hacernos propensos a diversas infecciones.

ESTRÉS

El coprotagonista en la película del desbalance inmunológico  es el estrés psicológico. Este es un estado emocional que genera tensión física, puede provenir de cualquier situación o pensamiento que nos haga sentir tristes, frustrados, furiosos o nerviosos. En pequeñas dosis el estrés puede ser positivo, como cuando nos ayuda a evitar un peligro o a cumplir con nuestros propósitos, pero cuando el estrés pasa de ser una emoción puntual a una recurrente o a un estado emocional, puede dañar nuestra salud. La condición actual genera pensamientos de ansiedad, lo que causa la activación de un eje que incluye a nuestro sistema nervioso y endocrino, terminando en la secreción de corticoides en las glándulas adrenales (cortisol o hidrocortisona).

Estos elementos aumentan la glucosa en la sangre y suprimen la liberación de moléculas que ayudan al correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune. Por lo tanto, el estrés genera un estado de inmunosupresión, lo que podría hacernos propensos a diversas infecciones.

Este tiempo dedícalo a ti y a los tuyos. Dedícate a trabajar en tu disciplina deportiva, a leer, a cocinar, a pasar tiempo de calidad con tus seres queridos, a descansar de la rutina, si te preocupa tu sistema inmunológico estos tips te ayudarán. Es un tiempo para que nos encontremos nosotros mismos, para dedicarnos a entender de lo que se trata realmente tener un estilo de vida saludable, de tomar consciencia de nosotros y nuestro entorno.

Dra. Lisbeth Velazco

Como centro de entrenamiento multidisciplinario nos preocupamos por el bienestar físico y la salud en general. Nuestro objetivo es brindar un servicio cercano con nuestros clientes, actualmente nos enfrentamos ante una situación que nos ha hecho evolucionar y trabajar con herramientas nuevas que nos han permitido seguir apoyándolos con sus objetivos. #BKTIatHome es una iniciativa para que aprovechemos este tiempo en casa, es momento de crear buenos hábitos y preocuparnos por nosotros mismos. El material que ofrecemos se encuentra en forma de cápsulas de entrenamiento dirigido, adaptado a nuestro entorno. Si deseas formar parte puedes solicitar mas información pulsando el siguiente link.