El ejercicio físico es clave cuando queremos llevar un estilo de vida saludable. Son muchas las personas que lo retoman, ahora que comienza la primavera (y queda tan poquito para el verano). ¿Quieres saber que actividades son las mas recomendables para esta estación?

Fuera lo viejo, dentro la nueva estación. A 90 días del verano llega el momento de darle una vuelta de tuerca a nuestro entrenamiento. ¿Qué cosas podemos cambiar con la llegada de la primavera para que nuestro entrenamiento sea más efectivo?

1.- Más Rápido, más fuerte. Súmate a los entrenamientos HIIT de Alta Intensidad. Entrenamientos en los que intercalando 1 minuto de ejercicio y 30 segundos de recuperación durante 20 minutos, dos veces a la semana,  acelerarás tu metabolismo de tal manera que este consumirá muchas más calorías en menos tiempo, ya que se consigue ganar masa muscular. En contra del faso mito de que trabajar con peso incrementa nuestro volumen, tener más masa muscular nos ayudará a quemar más rápidamente la grasa acumulada.

hit

2.- Dale la vuelta a la cabeza. Trabajar los estiramientos y las sacudidas del cuerpo para despertarlo después del invierno. El yoga viene muy bien ya que nos aporta flexibilidad, fortaleza y nos ayuda a desintoxicarnos a través del movimiento y la respiración.

180619161929_51106_crop1529588164633

3.- Sé más valiente. Prueba a realizar un entrenamiento de fuerza con TRX. Está herramienta te permitirá trabajar con el peso de tu propio cuerpo en posturas diferentes que hacen que trabajes musculatura más profunda y con mayor amplitud de movimientos.

trx

4.- Sé más sociable. Únete a cualquier grupo de amigos, compañeros o grupo de tu gimnasio que salga al aire libre a realizar cualquier actividad deportiva. Aunque te sientas cómo un chico nuevo en el colegio, las actividades en grupo te ayudarán a encontrar ese push de motivación que te hace falta para superarte cada día. Siempre es más fácil superarte en compañía y más difícil rendirte cuando tienes a alguien que te acompaña. De aquí pueden salir nuevas amistadas que amplíen tu círculo personal y con las que puedas compartir gustos y aficiones.

6.- Al agua patos. Otra de las cosas que da mucha pereza en invierno es ir a nadar, aunque el agua esté exactamente a la misma temperatura, el frío hace que la imagen de meternos en la piscina sea algo temible. Nadar es un excelente ejercicio cardiovascular con el somos capaces de trabajar a una intensidad más bajita que corriendo y por tanto, nos permite trabajar más la zona de quema de grasas.

natacion

La primavera es la ocasión perfecta para retomar nuestros entrenamientos, ¡no hay tiempo que perder!