Trastornos de sueño

¿Te has sentido cansado últimamente a pesar de hacer muchas menos cosas de las que habitualmente hacías? ¿Sientes que estás distraído y olvidas las cosas fácilmente? ¿Estás durmiendo demasiado o demasiado poco y el sueño no es reparador? ¿No logras conciliar el sueño o te despiertas en repetidas ocasiones?

Los trastornos del sueño son más comunes de lo que crees, sobre todo ante situaciones que generan ansiedad y se hacen persistentes. Ya que dormir no solo es “no estar despierto”, dormir implica una serie de variaciones en el organismo, su alteración trae consecuencias y acusa a la modificación de algunos factores ambientales.

¿Sabes realmente lo que es el sueño?

El sueño es un estado biológico diferente al de la vigilia. Mas que un estado, es una necesidad fisiológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento. Este estado se comprende de diferentes fases en donde existe, no sólo la variación del estado de conciencia y tono muscular, sino modificaciones de temperatura y otros procesos metabólicos necesarios para mantener el equilibrio en el cuerpo humano. Son 5 las fases del sueño, estas se alternan haciendo ondas entre el sueño ligero y el profundo, componiendo un ciclo de entre 60 a 100 minutos (1 hora y media aproximadamente), que se repite alrededor de 5 veces durante la noche, y entre cada uno de ellos se tienen “despertares superficiales, arousal o microdespertares”

¿Por qué necesitas dormir?

De modo resumido, se podría decir que duermes para poder estar despierto por el día y que, precisamente porque estas despierto y activo durante el día necesitas dormir. El sueño es una necesidad básica del organismo y satisfacerla permite la supervivencia. Todo lo que pasa en el cuerpo humano guarda un equilibrio, y si falla este equilibrio el organismo tratará por todos los medios de volver a recuperarlo.

Para que el cuerpo realice adecuadamente todos los procesos vitales una mínima de 4 a 5 horas son las necesidades básicas. Sin embargo, el punto óptimo de horas de sueño es de 8 en promedio, y este periodo se extiende o acorta según las demandas de energía durante el día. En resumen, necesitas las horas de sueño que te permitan rendir adecuadamente durante el día, sin sentir somnolencia hasta la noche siguiente.

Es importante que el sueño se de en las condiciones adecuadas para que los procesos en tu cuerpo se lleven a cabo de forma óptima, ya que durante este momento el organismo entra en un estado anabólico que le permite desarrollar funciones de reparación.

¿Qué ocurre en tu cuerpo mientras duermes?

¿Cómo reconocer un trastorno de sueño?

¿Qué ocurre en tu cuerpo mientras duermes?

¿Cómo reconocer un trastorno de sueño?

Resulta poco ético establecer una relación clara entre la muerte y la supresión del sueño. Sin embargo, los estudios permiten determinar que privar voluntariamente a tu cuerpo de sueño durante un periodo de tiempo prolongado, te hace más propenso a enfermedades como diabetes e hipertensión (si ya eres hipertenso, puede empeorar este estado), y hay mayor incidencia de algunas otras enfermedades (hormonales, cardiovasculares, inmunológicas, psiquiátricas, etc.). Por estas razones es necesario practicar una buena higiene de sueño.

Todos estos consejos te ayudaran a mejorar la calidad de tu sueño y evitar los trastornos de causan su carencia o su exceso. Pero recuerda consultar con un especialista si sientes que tus problemas de sueño empeoran, te encuentras irritable, te encuentras cansado a pesar de haber dormido el tiempo necesario, tus pesadillas son muy recurrentes y te imposibilitan descansar, etc. Recuerda no automedicarte ya que la mayoría de los fármacos que se utilizan para tratar estos problemas causan efectos secundarios importantes.